Uso de la escala de evaluación

A lo largo del documento se ha mencionado en varias ocasiones que la metodología de evaluación es cualitativa y que no representa bajo ninguna circunstancia ni la relación de éxito/fracaso del proyecto ni tampoco indicadores de desempeño de los sujetos.

La escala de evaluación está planeada como una escala de cuatro colores que representan el avance que tiene el proyecto al momento de ser evaluado. Cada proyecto puede tener varias evaluaciones a lo largo de su vida útil y es por ello que se dice que la evaluación es puntual y representa solamente el lugar en el que se encuentran las evidencias del proyecto al momento de presentarse dicha evaluación.

La metodología de evaluación es de carácter cualitativo. Está pensada como una evaluación en la que no se ponderan los resultados  entre los diversos sub-criterios o criterios que conforman el marco de referencia. Para lograr esto se propone un código de color que apoya la naturaleza cualitativa de la evaluación de los proyectos de innovación educativa. Cada una de las evaluaciones asignadas se hace después de llevar a cabo una argumentación cuidadosa entre los integrantes del equipo que propone el color asignado para el subcriterio o criterio. Parte de las evidencias que se presentan en la evaluación es esta argumentación y las razones que llevaron a asignar dicho color.